Hoy es:
Miércoles, 26 De Enero Del 2022
Visítanos en

 
Buscar:


El tiempo - Tutiempo.net

MEXICANISMOS CHINGONES Y CHINGADOS
Por: Linterna Verde
Compártelo en:

Al mediodía del siglo pasado diagnosticó don Octavio Paz en su célebre: “Laberinto de la soledad”, que existen palabras prohibidas, enigmáticas, secretas; palabras mágicas a las que “les confiamos la expresión de las más brutales o sutiles de nuestras emo
Para Paz una en especial es la que nos define y nos muestra como somos, pues cada país tiene la propia. Esa mala palabra que afirma cada día nuestra mexicanidad es la imprescindible y bien amada: “Chingada”.

Ella es la madre de los mexicanismos, esas locuciones de origen peculiarmente autóctono. Voces diferentes a las de España, pero incorporadas al español desde la colonia. Nombres típicos que denominan acciones y objetos que distinguen nuestro español mexicano del de los otros 20 países hispanoparlantes.

Refiriéndose a otro lingüista, nuestro premio Nobel de Literatura, indica que la “chingada” debe tener procedencia azteca, por lo que “chingaste” sería transformación de “xinachtli” (semilla de hortaliza) o “xinaxtli” (aguamiel fermentado). El “chingar” y sus derivados se usan en casi toda América, asociada a bebidas alcohólicas o también con significado de fracaso, chasco, burla. Voz pendenciera por donde se le vea.

En México el sobre-conjugado verbo “chingar” tiene un sinfín de significados. Paz enumera una veintena por lo menos. Es entusiasmo, nacionalismo exaltado, cuando gritamos: ¡Viva México hijos de la chingada! Es odio-rencor-venganza cuando ofendemos: ¡chinga tu madre!

Se puede ser “chingón” (exitoso) o “chingaquedito“(disimulado) o “chingoncito” (abusón). Desde incomodar: ¡Ah como chingas!; hasta herir o matar: ¡Chíngatelo! Cuando algo se rompe o no sale bien decimos “se chingó”. Cuando alguien viola las reglas reclamamos: “hizo una chingadera”. Más en ninguna de sus mexicanas formas “chingar” pierde su referente de agresividad.

“Chingar o ser chingado” se convierte en el mexicano “ser o no ser” shakespeariano. Esta visión de la vida como guerra por la supervivencia produce la perenne desigualdad social que nos aqueja, sentencia el poeta. Los ricos y poderosos son los “chingones” sin escrúpulos que se “chingan” al que se le ponga enfrente. Ya con el poder y el dinero público en sus manos, compran lealtades interesadas que engrosan su séquito de lambiscones. Características de la deplorable casta política que padecemos, en la que el servidor público se degrada a sirviente del mandatario en turno y la adhesión es a la persona no a los principios y las reglas. --Son chingaderas.

Pero, ¿quién es la “chingada”? pregunta Paz y se responde, “Es la madre. No una madre de carne y hueso sino una figura mítica. La chingada es la madre que ha sufrido, metafórica o realmente... Es la madre abierta, violada o burlada por la fuerza. El “hijo de la chingada” es el engendro de la violación…”. Así pues, el mexicano es el producto de la indígena violada por el invasor español. --Sin remedio, que chinga para nuestro inconsciente colectivo.

Pero los mexicanismos no se acaban con la palabrota de marras. Una recopilación realizada en el año 2000 por investigadores de la Academia Mexicana, recolectó 6 mil 200 voces originarias de nuestro país. En su edición 2001 el “Diccionario breve de Mexicanismo” enlista un buen volumen de reconocidas voces, orgullosa, simpática y sorprendentemente mexicanísimas.

Destaquemos como ejemplos los de la letra A: “Achichincle”: trabajador que saca el agua de las minas; ayudante servil, (abundantes en el ambiente político). “Achicopalado”: abatido (como burócrata cesado). “Achiquillarse: adquirir rasgos infantiles (como los partidos políticos de oposición). “Acarreo”: acción de llevar personas a votar (labor que les cuesta cada vez más trabajo a los seudo-líderes partidistas). “Aguacate”; literalmente árbol de los testículos. (válgame Dios). “Aguachile”: caldo aguado de chile (sanación para la cruda). “Agiotista”: que obtiene beneficios desmedidos de los prestamos (vg. nuestros queridos bancos). “Aguitarse”: Entristecerse (dejar el hueso político, renunciar a rectoría). “Aironazo”: viento fuerte (como los de semana santa en Chihuahua). “Alburear”. decir palabras de doble sentido (leche tú te chocolate tu avena o café, que le sirvo joven). “Alrevesado”: difícil de entender (discursos de Margarita Zavala del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa y anexas). “Amacizar”: rellenar un hueco (acción de acceder a un cargo público con jugoso sueldo y presupuesto). “Amuinar”: enojar, molestarse (todo candidato perdedor de elecciones). “Ámpula”: ampolla, tener consecuencias, dar de que hablar (dixit, se la pelaron y se la van a seguir pelando –¡virgen santísima!). “Amolar”: sacar corte a un instrumento en la muela (toda acción de gobierno en materia fiscal). “Antojito”: platillo característico de la cocina mexicana (principal productor nacional de obesos). “Apachurrón”: aplastamiento, acción de apachurrar (experiencia diaria en todo transporte público). “Apendejamiento”: acción o resultado de apendejarse (divertidos los de la Academia Mexicana).

Autor: Daniel García Monroy
Fuente: eldiariodechihuahua.mx
manuelgandaras@hotmail.com
MR




 
Contáctenos: manuelgandaras@hotmail.com | Tel. 639.114.66.54 | Derechos Reservados
COLONOS DE LADERAS DEL NORTE ENFRENTAN PROBLEMA DE TENENCIA DE LA TIERRA; SE REÚNEN REGIDORES Y DU - SE DAN A CONOCER REGLAS DE REGULARIZACIÓN VEHICULAR, SERÁ POR MEDIO DE AGENCIAS ADUANALES - PROYECTA LA JMAS DE MEOQUI COLOCAR CAJEROS AUTOMÁTICOS PARA FACILITAR PAGO DE USUARIOS - MÁS DE CUATRO MESES SIN QUE LILIA MERODIO RECIBA A LECHEROS DE LA REGIÓN DE DELICIAS - SE ACUSAN MUTUAMENTE MARTÍN CHAPARRO Y JUAN CARLOS LOERA - EJECUTIVO PUEDE USAR AGUA DE LA BOQUILLA PARA TRATADO, RESUELVE CORTE - RESCATARON BÚHO REAL MUY LASTIMADO EN HUMEDAL DE MEOQUI - SOLICITAN COMERCIANTES NUEVOS PARQUÍMETROS; INSTALARÁN 200 MÁS EN EL CENTRO: VILLANUEVA - VALENCIANO SE REÚNE CON PNUD - VALIDA SCJN EL USO DEL AGUA DE LA BOQUILLA -