Hoy es:
Lunes, 18 De Octubre Del 2021
Visítanos en

 
Buscar:


El tiempo - Tutiempo.net

LA DEMOCRACIA SOMETIDA
Por: Linterna Verde
Compártelo en:

La democracia atraviesa un momento crítico. Los datos del Índice Democráticia que pertenece al grupo que edita la conocida revista británica “The Economist”-, así lo demuestran. Únicamente 19 países del mundo son democracias plenas, la mayoría de ellos d
Por otra parte, el surgimiento de líderes autoritarios, así como el creciente auge del populismo y de fuerzas políticas de extrema derecha en varias regiones, ha dado lugar a un intenso debate sobre el estado de la salud de la democracia.

Para António Gutiérrez, secretario general de la ONU, hoy la democracia se ve sometida a más presión que en ningún otro momento desde hace décadas. Frente a esto, propone buscar formas para vigorizarla y dar respuestas a los principales desafíos que enfrenta, en especial, corregir la desigualdad, fortalecer la inclusión y lograr que sus instituciones sean más innovadoras y receptivas a las nuevas demandas.

Un año difícil

En América Latina, 2021 se proyecta como un año mediocre en lo económico, complejo en lo social, y caracterizado por una intensa maratón electoral cuyos resultados están reconfigurando el mapa político latinoamericano. A esto debemos sumar la existencia de una ola creciente de demandas y expectativas insatisfechas junto a escándalos de corrupción, cuya letal combinación erosiona la credibilidad de la democracia y sus instituciones.

En efecto, el cuadro regional es preocupante. Según el citado Índice Democrático, la calidad de la democracia en América Latina -en sintonía con la tendencia mundial- ha sufrido un nuevo deterioro. Solo un país latinoamericano, Uruguay, es considerado una "democracia madura". La mayoría (diez países en total, incluida la Argentina, que ocupa el lugar 48 a nivel global y la séptima posición en el plano regional) pertenece al grupo de "democracias con fallas". Otros cinco países son considerados regímenes híbridos: Guatemala, Honduras, Nicaragua, Bolivia y Paraguay. Y dos, Venezuela y Cuba, son calificados como autoritarios.

El deterioro de la calidad de la democracia viene acompañado de otra mala noticia: la caída tanto del nivel de apoyo como del índice de satisfacción con la democracia. Según el Latino barómetro 2017, ambas variables tuvieron una evolución negativa: el apoyo disminuyó por cuarto año consecutivo, situándose en el 53%; la satisfacción cayó fuertemente y se ubicó en el 30% promedio regional.

La explicación de ambos fenómenos radica, en buena medida, en la falta de correspondencia que existe entre, por un lado, las expectativas y demandas de una ciudadanía que mejoró su nivel de consumo, que está más empoderada y es más exigente de sus derechos, que está más conectada vía las redes sociales y, por el otro, el sentimiento de frustración y temor a perder lo alcanzado o a no poder seguir consumiendo y progresando al mismo ritmo. Este creciente malestar ciudadano provoca indignación con la política y las élites, un aumento de la polarización y del voto anti establishment, mayor conflictividad social y una gobernabilidad más compleja.

Tanto en el plano global como en el ámbito latinoamericano, asistimos a un "cambio de época" que viene acompañado de oportunidades, pero también de nuevos desafíos y amenazas para la democracia.

Pese a los importantes avances logrados durante las últimas cuatro décadas, que debemos reconocer y valorar, las democracias latinoamericanas exhiben importantes déficits y síntomas de fragilidad, así como también serios desafíos. Entre ellos se destacan la debilidad institucional, el deseo de sus gobernantes de permanecer en el poder de manera indefinida y la elevada desigualdad, junto con altos niveles de corrupción, inseguridad e impunidad.

A la combinación tóxica de los factores arriba señalados se unen los cambios disruptivos producidos por la IV Revolución industrial, las nuevas formas de hacer política nacidas del cambio tecnológico y la importancia creciente de las redes sociales y las “fake news”.

Esta nueva y compleja realidad demanda una agenda renovada de reformas que apunten a mejorar los niveles de representación, garantizar la gobernabilidad y fortalecer la resiliencia de la democracia, es decir, la capacidad de los sistemas sociales para afrontar las crisis y los desafios complejos, así como sobrevivir a ellos, innovar y recuperarse.

Mayor participación

La prioridad pasa por garantizar una ciudadanía efectiva, aumentar la participación ciudadana, recuperar la legitimidad y credibilidad de las instituciones y asegurar la plena vigencia del Estado de derecho, dirigida a sentar las bases de una democracia de nueva generación, de mejor calidad y mayor resiliencia.

Salud y larga vida.

Fuente: eldiariodechihuahua.mx
manuelgandaras@hotmail.com
MR




 
Contáctenos: manuelgandaras@hotmail.com | Tel. 639.114.66.54 | Derechos Reservados
ATIENDE MUNICIPIO QUEJAS DE VEHÍCULOS PESADOS OBSTRUYENDO VIALIDAD AFUERA DE ALTURA - DELICIAS DENTRO DEL PACTO GLOBAL Y LA AGENDA 2030 DE LA ONU: ALCALDE - VUELCA TRÁILER CERCA DE LA CASETA DE SAUCILLO - SERVICIOS PÚBLICOS AVANZA LIMPIEZA EN DRENES, AHORA EN DREN UBICADO DE CAMPOS FDO. BAEZA A RELLENO SANITARIO. - INICIA VENTA DE ESPACIOS EN PANTEÓN SAN JUAN PABLO II. - CORRAL ME QUERÍA METER AL BOTE CON MARU DICE PINEDO EN LOS PERIODISTAS - INVITA CRUZ ROJA DELICIAS AL PROGRAMA "SAL AL BAR" A SALVAR VIDAS - INICIARÁ EL MARTES VACUNACIÓN PARA MENORES DE 12 A 17 AÑOS CON FACTORES DE RIESGO - EN CHIHUAHUA HAY MÁS DE 400 MIL VEHÍCULOS “CHUECOS “EN ESPERA DE PROCESO DE REGULARIZACIÓN - FINANCIERAS HACEN FIRMAR PAGARES EN BLANCO A DISTRIBUIDORAS; DH ORIENTA A QUEJOSAS PARA SU DEFENSA LEGAL -