Sábado, 15 De Junio Del 2024
Version Completa

QUIEREN DESTRUIR LA CDMX: ¿SERÁ PORQUE LA VAN A PERDER?

Lourdes Mendoza

06 Diciembre.2023.- El Congreso de la Ciudad de México está a punto de agravar los problemas de uso de suelo y reglas de construcción, así como la crisis hídrica, de riesgo, movilidad, infraestructura y servicios en la capital del país.

Si viven en la CDMX, para seguir leyendo les recomiendo: un bocado de un pan dulce, el fuerte doble de su preferencia y no comer aguacate.

El Congreso de la Ciudad de México, controlado por Morena y sus aliados, es decir los arrastrados del Verde Ecologista y otros, está a punto de agravar, para los próximo 20 años, los problemas de uso de suelo y reglas de construcción, así como la crisis hídrica, de riesgo, movilidad, infraestructura y servicios en la capital del país, en caso de aprobar el Programa General de Ordenamiento Territorial (PGOT) y el Plan General de Desarrollo (PGD). ¡Así como lo están leyendo!

De nada han servido los llamados de urbanistas, ecologistas, representantes de pueblos y barrios originarios quienes advierten que el aval al PGOT abriría la puerta a que las alcaldías redefinan los usos de suelo fragmentando la visión común del territorio y del suelo de conservación, lo que pone en peligro de urbanización a las áreas ecológicas de la ciudad, ya que en cada demarcación se podrían definir usos de suelo distintos para dichas zonas.

El PGOT convocó a una consulta ciudadana y logró -inhale y exhale- 14 mil opiniones a favor, pero las firmas que se consiguieron en contra y fueron entregadas al Congreso de la CDMX fueron, ojo, más de 23 mil, casi el doble de las que obtuvieron en un primer momento.

Un fuerte
Es decir, por mucho la gente está en contra. Hay muchas más opiniones negativas.

Pero las prisas de Morena y sus aliados, sobre todo los arrastrados del Verde, obligaron a que en junio de 2023 la todavía regenta, Claudia Sheinbaum, presentara al Congreso local el proyecto del PGOT, elaborado por el Instituto de Planeación de la CDMX, a pesar de un año de denuncias y manifestaciones por irregularidades en los proyectos.

Agárrese
Pues lo que está en juego es la posibilidad de regularizar proyectos inmobiliarios ilegales, actualmente detenidos, y se arriesga la reclasificación de 30 mil hectáreas de bosque protegido a suelo rural, propiciando el desarrollo inmobiliario masivo en una ciudad ya sobrecargada.

Otro fuerte, pero doble
Otro ejemplo: ¿le subió el predial en los últimos años? Ahorre su aguinaldo, porque con el nivel de construcciones que permitirán en muchas colonias en forma discrecional subirá el precio del metro cuadrado y acabará pagando mucho más.

Por si lo anterior no preocupa, el aval a los proyectos, a cargo de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana, presidida por el impresentable caballo de Troya Víctor Hugo Lobo, quien acaba de renunciar al PRD, y de la Comisión de Planeación, encabezada por el panista Ricardo Rubio, también generaría un impacto en las reservas de agua de la CDMX, ya que parte del agua que abastece a la CDMX viene de las zonas boscosas propias, por lo que, obvio, urbanizarlas agravaría la crisis hídrica que padece la ciudad debido al cada vez más escaso líquido en presas Lerma-Cutzamala.

El riesgo para que esta pesadilla se vuelva realidad es …
Los grupos opositores temen que los diputados de Morena hagan el vacío en la convocatoria para que se logre la afirmativa ficta, un recurso que se determina cuando el silencio de la autoridad da pie a una respuesta afirmativa. Y temores no les faltan, luego de lo ocurrido el pasado 4 de diciembre en el Congreso de la CDMX.

Aunque estaban convocados los integrantes de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana, presidida por Víctor Hugo Lobo, para avalar o rechazar el dictamen, casualmente no hubo sesión, debido a la inasistencia de diputados como Carlos Hernández Mirón (Morena), María Guadalupe Chávez (Morena), Guadalupe Morales Rubio (Morena), Nazario Norberto Sánchez (Morena), Nancy Marlene Núñez (Morena), Carlos Cervantes Godoy (Morena), María de Lourdes Paz Reyes (PT) y Marisela Zúñiga (Morena).

El proyecto tiene varios problemas técnicos porque establece una división basada en el viejo programa de ordenamiento ecológico de la CDMX, que data de más de 20 años, además de introducir el concepto de infraestructura del bienestar en suelo de conservación ecológica, y es este último concepto el que ha levantado en más de uno la ceja debido a que se abre la puerta a la urbanización de zonas de reserva ecológica en CDMX.

Si hoy creen que vivir en la CDMX desde la llegada de Sheinbaum en un horror, les cuento que los opositores, léase PAN, PRI y PRD, advierten que dejar pasar tanto el PGOT como el PGD, tal cual como están, guiará las políticas de vivienda y medioambientales que se elaboren en los próximos 20 años, sentenciado el desarrollo urbano ordenado y las políticas ambientales e hídricas.

Café con harto piquete para terminar la lectura
Así la farsa de la “ciudad de los derechos” que tanto presume Sheinbaum, donde Morena traiciona al pueblo sabio que jamás consultó como gobierno y al que nunca quiso escuchar como bancada. Esconderse en la afirmativa ficta para no votar esos programas es la peor traición a nuestra democracia posible desde un Congreso.












Fuente: elfinanciero.com
manuelgandaras@gmail.com















RGL
Contáctenos

gandaraventas@gmail.com
639.147.17.84

Todos los Derechos Reservados Codigodelicias.com Periodismo Libre 2024