Hoy es:
Domingo, 24 De Mayo Del 2020
Visítanos en

 
Buscar:


El tiempo - Tutiempo.net

EL DINAMISMO DEL LIBRE MERCADO EN TAIWÁN
Por: Linterna Verde
Compártelo en:

Por Victor H. Becerra y Miguel A. Cervantes

Taiwán es muy poco estudiado por el público latinoamericano, fuera de que el país es conocido como uno de los llamados “tigres asiáticos”, junto con Hong Kong y Corea del Sur, esto por haber tenido un alto y
Para ayudar a conocerle mejor, veamos un poco de su historia y, enseguida, sus cambios más trascendentes en los últimos años.

En 1624 los holandeses se establecen en el sur de Taiwán. Como contrapeso, en 1626 los españoles se establecen en el norte de Taiwán, provenientes de Filipinas. Los portugueses le dieron el nombre de Formosa (del portugués Ilha Formosa, «Isla Hermosa»), el cual se conserva hasta el día de hoy. La presencia de los españoles sólo duraría 20 años, ya que fueron desocupados finalmente por los holandeses, aunque los tifones, los rebeldes aborígenes y la malaria también contribuyeron a ello.

Más adelante, en 1662 la dinastía Ming desocupa a los holandeses, estableciendo su poder sobre la Isla. La presencia china en Taiwán duró hasta 1895, cuando la isla fue ocupada por Japón, tras la llamada Primera Guerra sino-japonesa (1894-1895). Pero al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Japón se rinde, y con ello pierde el control de Taiwán y la población japonesa de la isla es expulsada. Japón renunció a todos los reclamos sobre la isla, aunque sin especificar a qué país o bando se entregaría su gobierno, situación que introdujo la disputa sobre la soberanía de Taiwán respecto a la China continental.

Tras la salida de los japoneses, surgieron disputas entre los comunistas de Mao-Ze-Tung y los nacionalistas de Chiang Kai-Shek. Ambos bandos se consideraban legítimos herederos de la República China, el régimen político que gobernaba toda China desde 1945. Finalmente, en 1949 Chiang Kai-shek y sus seguidores se establecen en Taiwán, considerándose los representantes legítimos del pueblo chino, y obteniendo el reconocimiento de varios países. Hasta 1971 Taiwán tendría un asiento en la ONU, aunque después de ese año el asiento fue ocupado por China continental.

La disputa diplomática entre los regímenes chino y taiwanés, ya que ambos reclaman ser los representantes de la soberanía de toda China, ha significado un delicado equilibrio, obligando a Taiwán a aumentar su nivel de vida, para ser menos vulnerables frente a posibles agresiones del régimen de Beijing. Por esta razón, Taiwán estableció zonas de exportación para integrarse a los mercados mundiales, y tener un mayor crecimiento económico.

Taiwán aprovechó su ventaja comparativa: Cuando tuvo abundancia de mano de obra, se especializó en la producción que requería mucha mano de obra, tales como paraguas, bicicletas, juguetes para obtener experiencia y lograr acumulación de capital y de esta manera, moverse a otras industrias, como maquinaria, electrónica, computadoras y petroquímicos. Hoy en día los servicios juegan un rol importante en la economía de la isla. Compañías taiwanesas como Winstron o Acer son compañías de gran envergadura.

Con datos de Penn World Tables, el PIB per cápita de Taiwán en 1951 era de 1,630 (dólares de 2011); en contraste, en el 2017 fue de 47,843. Esto significó un crecimiento promedio anual del 5 por ciento. Lo que nos arroja una útil lección para todos los países latinoamericanos: Cuando se sostiene el crecimiento económico, mediante una economía de mercado, se logran milagros económicos a largo plazo, tal como sucedió en Taiwán.

Al respecto y para analizar su situación actual, es necesario decir que el mejor índice para medir el nivel de libre mercado y las solidez de sus instituciones, es el ranking del Instituto Fraser. El puntaje en este Índice para Taiwán es 7,9/10, colocándole en el lugar 19 de 162 países. Para efectos comparativos, Taiwán se encuentra entre Luxemburgo y Alemania.

En el primer componente del Índice, tamaño de gobierno, Taiwán tiene un puntaje de 7.38/10. El consumo del gobierno es del 21 por ciento del consumo total. Los subsidios son relativamente bajos. La inversión hecha por el gobierno es relativamente baja, de 18 por ciento de la inversión total, y es algo que ha mejorado, ya que en 1995 la inversión de gobierno era del 47 por ciento. Precisamente por esta gran mejora, el gobierno tiene pocos activos. Esto nos indica que la actividad económica está a cargo fundamentalmente del sector privado y que el rol del gobierno en la economía es limitado. Lo que baja su nota en el Índice, es que el impuesto sobre la renta puede llegar al 45 por ciento. Reducirlo es algo que queda pendiente para que Taiwán aumente su competitividad. Sin embargo, para efectos de comparación, en 1985 el ISR máximo era una tasa confiscatoria del 60 por ciento.

En el segundo componente, sistema legal, Taiwán recibe un puntaje de 6.76/10. El Estado de Derecho taiwanés tiene aspectos positivos como la protección de los derechos de propiedad, o los bajos costos regulatorios en la venta de bienes raíces. La policía es bastante efectiva y no hay muchos crímenes contra los negocios. Por otro lado, en independencia judicial recibe una nota mediocre: Hay interferencia del ejército en el sistema legal. Sin embargo, el sistema legal de Taiwán está por arriba de muchos países del Sudeste asiático. Lo cual crea certidumbre tanto a empresas locales como inversionistas extranjeros.

En el tercer componente, moneda sana, Taiwán tiene un puntaje de 9.75/10. Este es uno de sus mejores puntajes. Así, Taiwán mantiene una estabilidad macroeconomía, lo cual se traduce en baja inflación y baja volatilidad monetaria. Al respecto, Taiwán permite a sus ciudadanos tener cuentas en moneda extranjera.

En el cuarto componente, comercio internacional, Taiwán tiene un puntaje de 7.73/10. Destacan los bajos aranceles, y los ágiles procesos aduaneros. Por otro lado, Taiwán tiene restricciones en inversión extranjera en algunos sectores. Afortunadamente, esos sectores son un porcentaje muy pequeño de la producción nacional.

En el quinto componente, regulaciones crediticias, laborales y empresariales, el puntaje es de 7.64/10. En cuestiones de regulaciones crediticias, los bancos estatales dominan el mercado de crédito. Pero por otro lado, el gobierno no absorbe el crédito disponible. En cuestiones labores, no hay restricciones para el horario laboral; por ejemplo, no hay restricciones para el trabajo los fines de semana o días festivos. Existe la flexiguridad en los contratos de trabajo. Además, los contratos colectivos se hacen a nivel empresa. Por otro lado, aún existe, el fardo del servicio militar obligatorio. En cuestiones de regulaciones empresariales, no es costoso abrir una empresa en Taiwán, ni se requieren muchos trámites, y se puede comenzar a operar en 10 días. Obtener las permisos y licencias para operar no es costoso, y éstos se obtienen en un tiempo perentorio. Es por estas razones que la actividad empresarial en Taiwán está democratizada, abierta a todos, no solo a una clase privilegiada, o amigos del gobierno.

Profundizar aún más el libre mercado en Taiwán, mejoraría el desempeño y liberaría la creatividad de toda la población, llevando a Taiwán a entrar en una nueva era de crecimiento y prosperidad. Al igual que en el Sudeste Asiático, el desarrollo de Taiwán depende del aumento de la libertad económica para toda la población. Para lograr esta meta, es menester que las oportunidades para participar en actividades económicas estén más abiertas para todos.

Taiwán ha sido uno de los tigres asiáticos que se ha distinguido por altos crecimientos, lo que le ha permitido dejar atrás la crónica situación de pobreza y exclusión. Pero Taiwán ha entrado en una etapa de tibieza y complacencia y necesita una segunda ronda de reformas. Para ello, es importante reducir los impuestos al nivel de Singapur, y de Hong Kong. Taiwán también debe continuar la reducción arancelaria y buscar nuevos acuerdos de libre comercio. El país necesita más y mejor globalización, ya que su difícil situación geopolítica así lo requiere. Es importante abrir más sectores a la inversión extranjera y privatizar los bancos estatales. Es también importante terminar con el servicio militar obligatorio. Con estas acciones, Taiwán aumentaría su libertad económica para estar al mismo nivel de Hong Kong, Singapur o Suiza, lo que traería más inversión extranjera directa, disminuiría el riesgo de inversión y fortalecería más su posición en las cadenas de valor mundiales.

Finalmente, cabe apuntar que su alto nivel de libertad económica y su carácter de sociedad abierta, han permitido a Taiwán sortear de mucho mejor manera la actual emergencia del CORONAVIRUS. El hecho de que Taiwán sea una sociedad abierta, le ha permitido tomar medidas prudentes y anticipatorias, que han reducido enormemente el impacto de la crisis de acuerdo con el estudio de Wang, Ng, y Brook.

Los principales instrumentos a este efecto, han sido: Multiplicación de pruebas de detección; revisión de pasajeros y cuarentena obligatoria a viajeros provenientes de países con nivel 3 de contagio, con visitas aleatorias de la autoridad de salud o seguimiento mediante GPS; aislamiento forzoso sólo a infectados; transportes exclusivos para personas con alto riesgo de infección; una amplia campaña informativa, incluyendo redes sociales; posposición de eventos masivos y de clases escolares por dos semanas; pruebas de temperatura y provisión de desinfectantes en restaurantes, tiendas, oficinas y otros establecimientos; el uso generalizado de mascarillas; el cruce de los registros migratorios y de salud pública, para detectar casos tempranos de infección; e incluso, la fortuna de que el vicepresidente y el viceprimer ministro taiwaneses sean científicos especializados en el tema.

Esto demuestra que en sociedades abiertas y libres, con libertad de prensa y exigencia de rendición de cuentas a los gobernantes, la respuesta pandémica al COVID-1 puede realizarse sin afectar las libertades individuales ni dañar la economía, y sobre todo, sin poner en peligro la vida de las personas. Hasta hace unos días, Taiwán sólo reportaba 300 casos de COVID-19, entre una población de 30 millones de habitantes, a sólo 130 kilómetros del epicentro de la pandemia, China.

Fuente:independent.typepad.com
manuelgandarashotmail.com
JA




 
Contáctenos: manuelgandaras@hotmail.com | Tel. 639.114.66.54 | Derechos Reservados
IGNORADO Y EN RIESGO, PERSONAL DEL SECTOR SALUD SE ORGANIZA - LA ESTRATEGIA DE AMLO “EMPUJA AL PAÍS AL ABISMO” - SERVICIOS PÚBLICOS DESINFECTARÁ ESCUELAS EN DELICIAS ANTES DEL REGRESO A CLASES. - CELEBRAN JÓVENES REGALANDO "TÚNEL SANITIZANTE" - DESTINARÁN 360 MDP A PRODUCTORES ESTATALES - PIDE MARU RESPETAR MEDIDAS DE PREVENCIÓN - TOMA BARBOSA CONTROL DE COLEGIOS PRIVADOS - #ESTADO | ALERTA SALUD SOBRE PRODUCTOS MILAGRO PARA CURAR CORONAVIRUS - DECOMISA GOBERNACIÓN MUNICIPAL CAMIÓN CON MÁS DE 300 CHAROLAS DE CERVEZA - MUERE REGADOR EN RANCHO DE SAUCILLO -