Hoy es:
Lunes, 30 De Noviembre Del 2020
Visítanos en

 
Buscar:


El tiempo - Tutiempo.net

LA AFINIDAD DE AUNG SAN SUU KYI Y LA ADMINISTRACIÓN CORRALISTA.
Por: Manuel Gandara
Compártelo en:

POR
MIGUEL A. CERVANTES G.


Mencionar a Aung San Suu Kyi, tal vez sea irrelevante para muchos, el interés hacia esta mujer, cobra importancia por destacarse en las luchas sociales de su país, defensora de la democracia de Birmania. Su padre fue un general que lucho por la independencia del dominio británico. Una mujer destacada por su carácter, durante muchos años presento resistencia a la dictadura de aquel país, gano el premio Nobel en 1991, ejerció presión para cambiar la cultura autoritaria de Birmania, logrando reformas en la política, y la economía.

Reconocida por pronunciar profundos discursos filosóficos que inspiraron al pueblo Birmano a lograr cambios en la estructura gubernamental, como “la única prisión real es el miedo”, y “la verdadera libertad es apartarse del miedo”.

Con el pasar de los años la resistencia a la dictadura empezó a ganar espacios públicos, hasta escalar puestos de representación popular. Ya en el poder cambio la actitud combativa, por una gestión de indecisión, los que la conocen dicen que fue absorbida por el entorno donde se desempeña, el status quo se impuso.
En su participación en el foro económico mundial de Suiza dijo que en Birmania hay buenas leyes, pero no son aplicadas. Dando las primeras señales de no querer cambiar la estructura institucional de su país. Empezaba a dar muestras de inclinarse hacia la vieja cultura del régimen que combatió.

Cayo en la apatía, no muestra voluntad de tomar el liderazgo para administrar los cambios institucionales, del sistema económico, ni interés de atraer inversiones extranjeras masivamente. No muestra voluntad de cambiar el código de inversiones extranjeras. No ha apoyado la minería a pesar que Birmania podría atraer inversiones mineras.

Le resultó más practico retomar la orientación rígida que usaba el antiguo régimen, para poder manejar la complejidad de su país. En lugar de usar el liderazgo para lograr cambios y establecer el rumbo con una visión de futuro, que inspirara a los pobladores a superar limitaciones y unirlos a su proyecto. Ahora que alcanzo el poder no ha hecho nada por grupos musulmanes, Rohingyas que han sido marginados por años.

Parece que el espíritu transformador de Aung San Suu Kyi languidece, sus motivaciones por cambiar la vida social de sus habitantes se agotaron, terminaron al momento que alcanzo el poder, convirtió su comportamiento a la causa opositora.

Creyó que la lucha terminaba ahí, no comprendió que la lucha se traslada a las trincheras institucionales para desde ahí cambiar la cultura del autoritarismo heredada por el régimen militar.

Olvido que la democracia se construye en el devenir diario y es un compromiso a largo plazo que no se interrumpe al llegar al poder. Paradójicamente la lideresa política, ahora pertenece a la misma elite de los generales, eso no se vería mal, si continuara combatiendo los problemas que aquejan a su pueblo. Lo malo es que ahora apartada de la población quien deposito su confianza en ella, conduce el futuro de su nación despojada del espíritu de arrojo que inspiro a su pueblo, dificultando alcanzar el anhelado cambio en la estructura social.

El fenómeno que presenta la lideresa Birmana no es exclusivo de esos países parece un problema generalizado entre líderes, el común denominador es que son absorbidos por el entorno donde se desenvuelven.

Algo digno de análisis por los estudiosos del comportamiento humano, al llegar al poder son transformados por la cultura dominante, se enfrentan a una disyuntiva en la toma de decisiones que los paraliza, se encuentran en una encrucijada, titubean no saben si retomar la vieja cultura o llevar a la sociedad por nuevos rumbos. Eso ha pasado en muchos regímenes autoritarios que eligen cambiar hacia un modelo democrático, sin cambiar el sistema económico, que alimenta el autoritarismo.

Lo mismo ocurrió en el gabinete- Corral. Antes de llegar al poder Corral fue aguerrido, participó en la lucha por la libertad al lado de Barrio y después en la tribuna se distinguió por limitar los excesos de las injusticias del régimen Priista.
En su amplia hoja de trabajo desde periodista, diputado, senador siempre tuvo una actitud decidida. “No tenía pelos en la lengua” para denunciar cacicazgos tanto al interior del PAN como fuera. Nada detenía a Corral, era sensible a cualquier injusticia siempre Quijotesco.

Defendía a ultranza los ideales de su partido, luchaba contra los molinos de viento, lo motivaban a organizar protestas hasta conseguir soluciones, convencido de que era necesario generar cambios de cultura en el país que erradicara malas prácticas de funcionarios corruptos. Por muchos años combatió a los gigantes Televisa-TV Azteca.

Con la llegada al poder, todos esperaban que ese comportamiento rebelde ante las injusticias, se reflejara en cambios radicales en pro de los ciudadanos y en contra de la tradicional manera de hacer política del régimen Priista. Inexplicablemente se dejó absorber por su entorno convirtiéndose en la “fierecilla domada” del cacicazgo.

El gabinete Corralista, está rodeado de falsos luchadores a favor de la libertad, que se “mueven como pez bajo el agua” en la estructura agrietada que dejo el PRI. Javier Corral selecciono lobos con piel de oveja para gobernar y por alto cambiar la vieja estructura institucional arraigada desde décadas. Hay en el gabinete personas de “mecha corta” de la calaña de Cesar Jauregui Robles, con comportamiento explosivo, autoritario, y prepotente. La actitud dominante y soberbia de Jauregui Robles contamina y confunde al gabinete.

Por si esto no fuera suficiente, el programa económico del nuevo amanecer es un refrito del programa del exgobernador José Reyes Baeza. Consistente en no atraer masivamente maquiladoras, sino implementar políticas industriales intervencionistas para dar estímulos económicos a empresas que los sumos sacerdotes del nuevo amanecer llaman de “alto impacto económico”.
Obliga a la reflexión, no basta que el PAN alcance el poder si las estructuras sociales y económicas que se establecieron durante el tiempo del estatismo económico van a permanecer.

La administración Corral debe cimbrar la estructura social, luchar por mejorar la libertad económica, el libre comercio, no promover el intervencionismo de estado en la economía. Para fortalecer la democracia, se requieren libres mercados, No se puede caer en el pensamiento pusilánime de Aung San Suu Kyi, que dirige su nación con las viejas estructuras económicas de los opresores de los ciudadanos.


Fuente: manuelgandaras@hotmail.com
JP




 
Contáctenos: manuelgandaras@hotmail.com | Tel. 639.114.66.54 | Derechos Reservados
CLAUSURAN GRANJA POR REALIZAR BABY SHOWER EN PLENO ROJO - NARANJA RESTRICTIVO: SIGUE LEY SECA PERO ABREN RESTAURANTES - CURVAS QUE EN MÉXICO NO CONVIENE APLANAR - INICIA SEECH ENTREGA DE BECAS PARA ESTUDIANTES DE EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR - PRESENTARÁ COLUNGA INICIATIVA PARA BLINDAR PRECIO DE LA TORTILLA Y CAMPAÑA DE INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR - REPORTAN 9 MUERTOS POR COVID EN LA REGIÓN; 4 SON DE DELICIAS - CORRAL LE DIJO A MARKO CORTÉS QUE ME DETENDRÍA EL 15 DE NOVIEMBRE: MARU CAMPOS - HALLAN A ADULTO MAYOR MUERTO EN CANAL - DIFIEREN OTRA VEZ AUDIENCIA DE AMPARO DE AGRICULTORES DE MEOQUI - SUMAN 268 DECESOS POR COVID-19 EN LA REGIÓN CENTRO SUR DEL ESTADO -