Hoy es:
Miércoles, 25 De Noviembre Del 2020
Visítanos en

 
Buscar:


El tiempo - Tutiempo.net

EL BARZÓN Y EL CUENTO DE NUNCA ACABAR
Por: Manuel Gandara
Compártelo en:

MIGUEL ANGEL CERVANTES G.
Ayn Rand en su libro “La Rebelión del Atlas” Clasifica a la sociedad en saqueadores y no saqueadores, describe como estos grupos Libran una batalla ideológica por el reparto de recursos, muestra al grupo de “Saqueadores” siempre ávidos de tener más, quieren que el cacique de la comunidad les otorgue siempre más. Mientras los no saqueadores, generadores de riqueza formada de familias, emprendedores, e intelectuales se oponen a ese régimen.
Pareciera que el libro describe lo que pasa en Chihuahua, una analogía cómo las fuerzas productivas están hartos de la manera como se reparte la riqueza, sea el motivo del enfrentamiento entre los grupos, que finalmente los no saqueadores se dan cuenta de que para una mejor convivencia se puede prescindir de apoyarlos y se unen en pro a no tolerar más esa situación y acuerdan ponerle fin, cada grupo expone los motivos de su postura libran una batalla desigual contra los saqueadores, porque estos cuentan con el apoyo del cacique que es costumbre que tome decisiones, como juez y parte en la repartición . Sin embargo pudo más el cansancio de tantos años de tolerancia, sin obtener nada a cambio, que se ven orillados a ponerse en huelga, creando caos en la economía, ya que son los únicos que producen sin que haya alguien más que lo haga.
Algo similar sucede en Chihuahua, organizaciones como el Barzón, exigen a los sectores productivos, sostener a grupos que quieren vivir a expensas de la sociedad. Los sectores productivos cansados de estar sosteniendo a oportunistas sin recibir nada más que aumento de impuestos, tarifas y regulaciones.
Se ha hecho costumbre que el Barzón y muchos líderes de la “izquierda rabiosa” al ser víctimas de descalabros económicos por irresponsabilidad económica que ellos mismos contrajeron, inmediatamente traten de arreglar su dificultad de la manera más fácil, proponiendo en automático que cualquier tropiezo que tenga su organización social se cargue a los Mexicanos fomentando una “cultura paternalista” e irresponsable afectando a los demás actores económicos del país. De tal manera que ahora mencionar al Barzón inmediatamente trae a la mente conflictos violentos. Como expresa el economista Frederic Bastiat, “El Estado es la gran ficción a través de la cual todo el mundo se esfuerza en vivir a expensas de los demás”.
Una organización disoluta, que tan solo de escuchar la palabra productividad sufren de fuertes reacciones alérgicas. Entre sus miembros se comparten antivalores de inconformidad, violencia, odio, disolución social y discordia etc., que echan abajo la cohesión social.
Argumentan que son víctimas del modelo económico en que viven y que la sociedad al aprobarlo debe responsabilizarse de ellos. Se sienten inadaptados al convivir entre una sociedad que forja su espíritu en la cultura del arrojo, competencia, esfuerzo y trabajo duro.
Para seguir viviendo de lo que los demás producen sus estrategias no cambian, por el contrario, las adecuan a los nuevos tiempos pues les deja frutos. Al sentirse víctimas de su irresponsabilidad, comienzan por chantajear al gobierno y población por no solidarizarse, llamándoles egoístas, crean una economía de fantasía, creen que las reglas de la libre competencia que implica afrontar riesgos e incertidumbre no están hechas para ellos y que se les debe dar trato especial y condonarles sus deslices y ante el rechazo social amenazan al gobierno con parálisis administrativa, hacen berrinches, toman instituciones, vías del ferrocarril con consecuencias para todos.
En el fondo creen que el gobierno es el que paga sus ineptitudes, pero la realidad es que el gobierno deja de hacer muchas obras y no presta los servicios eficientemente por cumplir sus antojos. Y la que finalmente paga los platos rotos es la población.
Llama la atención como el líder Barzonista Yako Rodríguez volvió a las andadas al declarar que el presupuesto del gobierno para la agricultura es insuficiente para el 2017. Y por consecuencia cortara todo dialogo con los legisladores, una actitud infantil que no toma en cuenta el colapso financiero por el que atraviesa la administración estatal, que en la actualidad demanda la cooperación de todos, para sanear el descarado endeudamiento que dejo Cesar Horacio Duarte, al dejar maniatado al gobierno estatal.
Es muy cómoda la actitud tomada por los Barzonistas al creer que están bordados a mano y que la población está en deuda con ellos, menosprecian el sacrificio que hace la sociedad y el gobierno al pedir solucionar sus excesos, cuando es a ellos quienes les corresponde hacer frente a sus compromisos, sus demandas están fuera de toda lógica.
No se necesita ser experto en finanzas para saber que “El Barzón” al ser cómplice del anterior gobierno es corresponsable del quebranto que atraviesa el campo. Como organización omitió detectar y difundir las amenazas que se cernían y lo pondrían en un brete, prefirió seguir apostando al derroche desmedido comprometiendo su futuro sin importar las consecuencias.
Esos abusos producto de la embriaguez que da la cercanía al poder no solo afecto al campo sino a todos los sectores de la economía, no supieron descifrar la amenaza que se estaba cocinando desde las altas esferas del gobierno o tal vez pensaron que el manto eterno gubernamental alcanzaría a cubrirlos, y que el recorte al campo no llegaría que eran inmunes a ese endeudamiento que el gobierno hacia. Al contrario, el Barzón mostro una actitud convenenciera y nunca protesto, creyendo que el pueblo seria quien volvería a pagar sus deudas, como era costumbre.
La organización campesina bajo el liderazgo de Roberto Cazares Quintana, se mantuvo de rodillas ante el poder de Duarte, viendo como los agricultores caían en moratoria nunca les advirtió que sus malas decisiones los ponían en riesgo de seguir operando.
El solo veía que ese brutal endeudamiento que hacia el gobierno era una oportunidad que le traería futuros miembros y jugosas cuotas que cobraría a los morosos que engrosarían las filas de su organización. Se preocupó más en endulzar los oídos con palabras del agrado de Cesar Duarte en vez de cumplir las funciones de líder responsable, alertar a sus miembros del tsunami financiero que se veía venir.
Cazares preocupado de que nada molestara al “emperador Duarte”. En varios foros hizo uso de la lisonja expreso que Duarte fue lo mejor que le pasó al estado. Ahora Yako se envalentona y critica a la administración-Corral de un presupuesto raquítico pero antes nunca tuvo valor de señalar el excesivo endeudamiento.
Si no hay presupuesto para el campo no es culpa de la administración Corral, es consecuencia de reiteradas “decisiones desbocadas” y la responsabilidad recae en la administración anterior que endeudo al estado. De líderes que se apartaron y omitieron cumplir su función y en complicidad solaparon abusos del gobernante que cuando la sociedad ponía en tela de juicio su actuar, la reacción era hacer caso omiso, como si estuvieran en otro planeta, y solo repetían lo que el gobernador les ordenaba. Los problemas económicos de hoy en Chihuahua, son la resaca del desenfreno y el dispendio, del cual el barzón es responsable.
Yako Rodríguez equivoca su estrategia. En vez de reclamarle al gobierno de Corral debe voltear su mirada hacia líderes como Roberto Cazares que creyeron que la adulación al gobierno de Duarte, era el camino correcto para fortalecer al campo y no fueron capaces de detener a tiempo tanto derroche.
Hace una serie de amenazas empezando con romper relaciones con el Congreso, tratando de impedir cualquier participación de los legisladores en las reuniones donde se traten temas del sector agropecuario.
Pone en riesgo la reconstrucción social que se está llevando a cabo, tan importante para encontrar soluciones, y resolver los conflictos vía institucional.
Yako entra contradicciones, habla de la importancia del campo, pero se cierra al dialogo. Apoyar al campo en su mente retorcida equivale a incendiar y paralizar al estado para dañar a la sociedad, no le basta el viacrucis por el que atraviesa la población.
Dice que se plantara hasta lograr aumentar el presupuesto, exhibiéndose como líder perjudicial en quien no se puede confiar, por actuar de mala fe, para sacar raja política, le apuesta a enfrentar a los agricultores contra legisladores demostrando que no tiene formación democrática, y como alfil pone al Barzón al servicio de los caciques.
Un líder responsable debe conducir y vigilar los intereses de su grupo, Yako nunca lo hizo. El momento actual le exige cambiar esa actitud y cohesionarse para castigar los actos de corrupción que están frenando el despegue económico. Si se lograra recuperar lo robado, se podrían sanear las finanzas dando mayor disponibilidad de recursos para todos.
Para cubrir los problemas y congraciarse con el Barzón .El gobierno de Corral podría prometer aumentar el gasto al campo como se hacía anteriormente y caer en el populismo, y demagogia, sin embargo, eso no es responsable, primero porque los mecanismos del mercado no funcionan a capricho de algunos, cualquier intervención que se haga en la economía, tendrá consecuencias. Dios perdona nuestras faltas si nos arrepentimos sinceramente, pero los mercados no, cualquier irresponsabilidad financiera, cobrara factura más delante.
Si Corral opta por el populismo crearía desigualdad en la sociedad al saldar deudas solo a un grupo específico, subsidios públicos para deudas privadas. Además, complicaría la situación financiera porque implica contraer más deuda, que impactaría la economía aumentarían las tarifas de servicios, placas, impuestos estatales, casetas de peaje, etc.; con cargo al ciudadano. Haría a Chihuahua menos competitivo para atraer inversiones, lo cual repercutiría en la creación de empleo, más pobreza, y marginación.
Endeudar más al estado, para salvar al irresponsable Barzón sería una inmoralidad que violenta la igualdad ante la ley, provocaría ruptura social, comprometería a futuras generaciones, lo cual no es ético.
Equivale a ser víctima de lo que se trata de corregir como sociedad. Es lo que J. Buchanan y G. Tullock llaman “ciclos mayoritarios”, cuando una coalición en el poder trata de obtener recursos para su agrupación con cargo a los demás, traduciéndose en aumento de dispendio y endeudamiento.





 
Contáctenos: manuelgandaras@hotmail.com | Tel. 639.114.66.54 | Derechos Reservados
GRUPO EMERGENCIAS REGIÓN CENTRO SUR DONA LIQUIDO Y ALIMENTO AL HOSPITAL REGIONAL - ADMITE CORRAL QUE QUIERE ENCARCELAR A MARU - DECRETO QUE TIPIFICA FEMINICIDIO SIN PUBLICAR EN DIARIO OFICIAL; GOBIERNO ESTATAL REVICTIMIZA A MUJERES”: BENJAMÍN CARRERA - FALLECE CARLOS CARNERO CALILI, UNA LEYENDA DEL MOTOCROS - URGE BENJAMÍN CARRERA A LAS AUTORIDADES DE SALUD ESTATAL ADQUIRIR BIENES PARA COLABORAR EN CAMPAÑA DE VACUNACIÓN CONTRA COVID19 - AUMENTARON ROBOS A NEGOCIO, DOMICILIO Y HOMICIDIOS EN OCTUBRE - DIEGO ARMANDO MARADONA MURIÓ A LOS 60 AÑOS - “LA HISTORIA LO JUZGARÁ SEVERAMENTE”: VICENTE FOX Y SU NUEVA CRÍTICA A LÓPEZ OBRADOR - CORONAVIRUS EN MÉXICO: EL PAÍS REGISTRÓ UN NUEVO RÉCORD DE CONTAGIOS CON 10,794 EN UN DÍA - RÍO CONCHOS FUE EL QUE PERMITIÓ CUMPLIR CON PAGO DE TRATADO -